Desatranco de tuberías en Loeches

El desatranco de alcantarillado en Loeches que realizamos a finales de la semana pasada, no fue tarea fácil ya que tuvimos que trasladarnos hasta un chalet del pueblo el cual tenía un pozo de alcantarillado completamente atrancado, siendo éste incapaz de dirigir los restos fecales hacia el colector municipal situado en la vía pública.

La grave situación había provocado que tanto el interior de la vivienda como el jardín estuvieran llenos de suciedad y aguas residuales, los dueños estaban desesperados y era necesario practicar con celeridad y efectividad un desatranco urgente de tuberías.

Lo primero que hicimos fue achicar las aguas del interior del inmueble, aproximadamente 20 centímetros de líquido negro y putrefacto que había destrozado a su paso muebles y paredes. Tras esto, abrimos el pozo de alcantarillado situado en la parte central del jardín y vimos que estaba lleno de agua, conectamos la función de succión de nuestro camión bomba y en pocos minutos el agua había desaparecido, ahora era esencial conocer qué problema había provocado esta inundación.

Trajimos ya preparada desde nuestra nave una cámara de inspección de tuberías que metimos inmediatamente en el pozo y observamos que a pocos metros había un tapón bastante duro formado por toallitas, papel higiénico e incluso vendas elásticas y comida, pero lo más grave era las placas de jabón que se habían pegado a las paredes impidiendo en su totalidad el paso del agua hacia el alcantarillado público.

Con la ayuda de una potente tobera que rompe y saca al exterior el jabón solificado, sacamos manualmente dos sacos de basura, a veces es necesario hacer esto a mano para evitar que los restos vuelvan a depositarse en algún otro tramo de la tubular afectada.

A continuación, metimos presión por el entramado y poco a poco resolvimos este desatranco en Loeches, que al principio parecía de elevada dificultad pero que gracias a nuestras técnicas y a nuestro material, conseguimos solucionar en un tiempo récord.

 

Tags: General